Trampa para monos

Un sistema interesante está siendo utilizado para capturar monos en las junglas de África. El objetivo es capturar a los monos vivios y sin lastimarlos para así enviarlos a los zoologicos en América. De un modo enormemente humanitario, los captores utilizan pesados jarrones con cuellos largos y angostos. Dentro de ellas depositan un puñado de frutas de aroma dulce. Los jarrones son colocadas en el suelo de la jungla al alcance de los monos. Los captores vuelven al siguiente día y encuentran a un mono atrapado junto a cada jarrón.


Como lo logran? El mono, atraído por la esencia aromática de las frutas baja a investigar uno de los jarrones. Coloca una mano dentro de él y toma una de las frutas pero sin poder sacarla. Su mano, que ahora sostiene la fruta, es ahora demasiado ancha para pasar a través del cuello angosto del jarrón. Pero el mono se niega a soltar la fruta así que queda atrapado.


Podemos reírnos de los torpes monos, pero así como ellos nosotros en muchas ocasiones nos aferramos tan fuertemente a nuestros problemas como los monos a las frutas. Y así, figurativamente arrastramos nuestros problemas a todas partes sintiendo pena por nosotros mismos.


Entradas populares de este blog

Prejuicios religiosos

Un propósito para el Arte

Romper con la inercia