Mejora tu desempeño en el trabajo

Según la encuesta 'Wasting Time' realizada por Salary.com en 2008 perdemos en promedio entre 1 y 3 horas al día en tareas no productivas. Según los resultados de ésta encuesta el tiempo utilizado para realizar otras tareas no-relacionadas al trabajo se incrementó en un 10% desde 2007. Aún no hay resultados para 2011 pero el panorama no luce alentador.


Claro, la encuesta se realizó en un país de primer mundo y además cabe la posibilidad de que los encuestados hayan respondido que pierden menos tiempo del real. Esto simplemente porque no llevan una cuenta fidedigna de como utilizan su tiempo. Yo en éste artículo propongo un sistema para que puedas medir tu desempeño.


Cada día aparecen más potenciales distractores; y aquí hacemos mención honorífica a las distracciones digitales. Ahí nos encontramos al correo electrónico, una plétora enorme de sitios de internet, las famosísimas redes sociales, los mensajeros instantáneos, los sitios de ventas por internet, etc.


En éste post voy a explicar la técnica que utilizo para enfocarme en el trabajo y utilizar mi tiempo de manera más efectiva. Ésta técnica nace a partir de una serie de ideas y propuestas presentadas en varios libros y artículos en internet.


Aplicando ésta técnica lograrás mejorar tu atención en las tareas que realizas, aprovecharás más tu dia y podrás alcanzar esa paz mental que tanto anhelas.


Que necesitas?

  • Una libreta
  • Una pluma o bolígrafo
  • Un cronómetro con alarma (si no tienes uno puedes usar una app en tu teléfono o utilizar uno en línea)
Antes de comenzar:

Apaga los distractores. Si tienes gadgets apágalos y colócalos lo más lejos de tu alcance que puedas. Mantén tu escritorio los más despejado posible. Guarda los documentos que no uses, quita las fotos y otros adornos de la vista. Trata de no escuchar música, estarás tan enfocado en tu trabajo que no notarás su ausencia.

Sigue estos pasos:
  1. Al comenzar tu día escribe una lista de cosas pendientes.
  2. Ordena tus actividades de mayor a menor importancia. Junto a cada tarea escribe un número entre 10 y 50, donde 10 significa de mayor importancia.
  3. Divide cada pendiente en pequeñas sub tareas. Que tan pequeñas? Lo suficiente como para que no te tomen más de 20 o 30 minutos cada una.
  4. Selecciona la tarea de mayor importancia de tu lista.
  5. Programa el cronómetro y comienza a trabajar en la tarea. Durante éste tiempo:
    • No te permitas realizar ninguna otra actividad no relacionada a la tarea.
    • Si te distraes el contador te recordará que debes volver a concentrarte.
    • No contestes al mensajero, los mensajes de texto o los correos. Podrás hacerlo una vez el cronómetro se haya detenido.
    • Si te ves forzado a tomar una llamada de teléfono o alguien se te acerca para hablar contigo pon pausa al cronómetro. Cuando vuelvas a la tarea pon a correr el cronómetro nuevamente.
  6. Si terminas la tarea detén el cronómetro y apunta en tu libreta cuantos minutos te tomó terminarla (al final del dia sumarás esos minutos).
  7. Si la alarma ha sonado y no pudiste terminar entonces apunta en tu libreta cuantos minutos invertiste en la tarea. Vuelve a intentarla nuevamente; si aún así no terminas entonces divide la tarea en partes más pequeñas y atácalas por separado.
  8. Entre cada tarea terminada date un merecido descanso. Relaja los músculos, sal y camina un poco, acércate a platicar un poco con alguien, tómate un café (con poca azúcar please) o contesta los mensajes que te hayan llegado.
  9. Si durante el día alguien te ha pedido que realices alguna tarea anótala en tu lista y dale una prioridad como a las demás.
  10. Repite el proceso hasta que hayas terminado tus tareas o se haya terminado el día.
Al final del día suma todos los minutos de cada una de las tareas, además suma el tiempo en que hayas atendido al correo, llamadas telefónicas y juntas de trabajo. El tiempo resultante refleja como estuvo tu desempeño en éste día.

Probablemente te asusten las cifras que veas los primeros días pero con el tiempo tu desempeño irá en aumento. Nadie ni nada podrá detener su avance. Te embargará un enorme sentimiento de satisfacción al mirar atrás y ver como haz avanzado de manera sólida y has aprovechado el tiempo plenamente.

   11. Sonríe :D

Entradas populares de este blog

Prejuicios religiosos

Causas y consecuencias

Un propósito para el Arte