Ser Proactivo

La proactividad es más que simplemente tomar iniciativa. Ser proactivo significa que como seres humanos somos responsables de nuestras propias vidas. Nuestro comportamiento está en función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones. Nosotros podemos someter nuestras emociones a nuestros valores. Tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan.

No culpes a las circunstancias o las condiciones por tu comportamiento. Tu comportamiento es un producto de tus propias decisiones conscientes, basadas en valores; en lugar de un producto de las condiciones, basadas en los sentimientos.

Somos por naturaleza proactivos. Si nuestra vida es producto de las condiciones y las circunstancias es porque hemos escogido, de manera consciente o por defecto, darle el poder a aquellas cosas para controlarnos.


Ambro / FreeDigitalPhotos.net
¿Eres Reactivo o Proactivo?


Las personas reactivas son afectadas por el clima. Si el clima es bueno se sienten bien, si el clima es malo se irritan y se sienten incómodos. Las personas proactivas cargan con su propio clima. Para las personas proactivas da lo mismo si llueve o está soleado.


Las personas reactivas también son afectadas por el "clima social". Cuando las personas las tratan bien, se sienten bien; cuando no lo hacen, se vuelven defensivos. Las personas reactivas construyen sus vidas emocionales alrededor del comportamiento de los demás, permitiendo que las debilidades de otras personas los controlen.


La habilidad de subordinar un impulso a un valor es la esencia de una persona proactiva. Las personas proactivas aún son influenciadas por los estímulos externos, por las condiciones, por el ambiente. Pero su respuesta a los estímulos, consciente o inconsciente, es una elección basada en sus valores.

Ser proactivo es el primero de los 7 hábitos de las personas altamente efectivas.

Fuente:
Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas.
Stephen R. Covey

Entradas populares de este blog

Prejuicios religiosos

Un propósito para el Arte

Causas y consecuencias