Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

5 hábitos para una vida excepcional

Imagen
¿Que cosa que no estés haciendo ahora, y que haciéndola regularmente, podría significar un cambio tremendamente positivo en tu vida personal?


En base a esta pregunta, formulada en el libro Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas, es que llego a la siguiente reflexión personal. A continuación enumero 5 de las actividades que considero harían una enorme diferencia en mi vida. Considero que, debido a su universalidad, pueden ser relevantes tanto para tí como para cualquier otra persona.
Lograr la libertad financieraLa falta de dinero es una de las más grandes causas de problemas, tanto en el ámbito personal como en el familiar. El dinero es algo con lo que no podemos evitar toparnos en la vida. Por tanto conviene hacer las paces con él y aprender a manejarlo en nuestro beneficio. Nos conviene aprender a planear nuestros gastos e invertir. Ahórrate los problemas de dinero. Lograr la libertad financiera, por sí misma, produce un bienestar y una tranquilidad enormes.Apagado el foco …

Esto es para los locos

Imagen
"Esto es paralos locos. Los inadaptados. Los rebeldes. Los alborotadores. Los orificios redondos en las clavijas cuadradas.Los que venlas cosasde manera diferente.Ellos no sonaficionados alas reglas. Y no tienen ningúnrespeto porel status quo.Se puedencitar, estar de acuerdo con ellos, glorificarloso maldecirlos. Pero lo únicoque no puedes haceres ignorarlos.Por que ellos cambian las cosas.Empujana la raza humana. Mientras que algunos puedenverlos como locos, nosotros vemos su genio. Porque quienes estánlo suficientemente locos comopara pensar que puedencambiar el mundo,son quienes lo hacen"- AppleInc.

Ahorra primero

Imagen
Esto es algo que he tenido a bien practicar desde hace ya 18 meses. Ahorro primero una parte de mis ingresos cada quincena mediante un cargo automático. El dinero que resta es el que tomo en cuenta para mis gastos. Esta sencilla práctica ha significado un cambio enorme en mis finanzas personales.

Antes de esto solía usar la clásica excusa de que el dinero que ganaba no era suficiente. Que no podía ahorrar ya que mis gastos eran muchos, que no había forma alguna de poder ahorrar. En aquel momento gastaba todos mis ingresos mensuales, si todos! Y en algunas ocasiones hasta gastaba el dinero que no tenía, era esclavo de las tarjetas de crédito (tenía dos y en las dos debía).

En algún momento me cansé de aquella situación, me harté de la presión de saber que le debo mi trabajo a alguien más. Me cansé también de poner la misma excusa mes con mes. No tengo dinero, no tengo ahorros, no me alcanza.


Ahora no sólo no le debo dinero a nadie. Sino que además me siento gratificado por que mi dine…