Malestar social

Un estudio con ratones realizado en el 62, por el ecólogo John B. Calhoun, sugiere que la degradación medioambiental, el estrés y la violencia urbana (entre otras linduras) podrían ser producto, en buena medida, de la sobrepoblación y los grados excesivos de interacción social.


Calhoun realizó un experimento en el cuál colocó varias ratas dentro de un entorno controlado, libre de predadores y enfermedades, y provistas de agua y alimentos suficientes. Calhoun observó que a medida que aumentaba la población también aumentaron los índices de estrés y la violencia. Esto debido a muchos factores como: el espacio, los alimentos insuficientes, el estrés y el roce social.




El que era, al principio del experimento, un paraíso para unos pocos ratones poco a poco se fue convirtiendo en un infierno donde el canibalismo, el infanticidio y los transtornos sociales y de conducta reinaron hasta la extinción de la colonia.


Nota personal: desde que me mudé del área metropolitana de la ciudad de México a una ciudad más pequeña del interior de la república me he sentido más relajado, ha disminuido en mucho mi estrés y me he librado del ligero pero constante grado de paranoia que muchos de los habitantes de las más grandes ciudades suelen experimentar a diario.






Referencia: 

El animal urbano: densidad de población y patología social en roedores y en el ser humano

Entradas populares de este blog

Prejuicios religiosos

Causas y consecuencias

Un propósito para el Arte