Alternativa al vegetarianismo

Algunas de las motivaciones más comunes por las que una persona adopta el vegetarianismo son estas: para llevar una alimentación más sana y para evitar dañar a otros seres vivos. Ciertamente es desagradable el sufrimiento de los animales criados para consumo humano. La forma en que los animales son alimentados, criados, transportados y sacrificados en muchos casos es cruel.


Quienes adoptan el vegetarianismo en pro del no-sufrimiento animal son personas profundamente interesadas en darle una solución al problema. Esto al punto de dar un giro muy grande en sus vidas adoptando una dieta que requiere de muchos conocimientos y una estricta y constante vigilancia. Fallar en la dieta supone un enorme riesgo a la salud de la persona. Quienes son vegetarianos deben ser muy cuidadosos en satisfacer sus requerimientos vitamínicos, proteínicos, enzimáticos, minerales y calóricos de cada día; todos los días.
Adoptar una dieta libre de carnes y otros alimentos de origen animal no es sencillo. Es una práctica que no es recomendable para cualquiera. No estar debidamente preparado para adoptar una dieta así supone una gran irresponsabilidad para con uno mismo y su salud. En el programa de radio "El explicador" de Enrique Ganem, varios de los radio escuchas han expuesto sus dudas y preguntas sobre vegetarianismo al conductor. De las respuestas que da Enrique a éstas preguntas presento a continuación las siguientes observaciones:
  • Se necesita una gran cantidad de terreno cultivable para alimentar a una persona.
  • Si todas las personas del mundo fueran vegetarianas, la cantidad de terrenos cultivables no sería suficiente. Habría que talar varios bosques para utilizar esas tierras, esto conforme la población crece.
  • Aún no esta claro si todas las personas pueden adoptar una dieta vegetariana; desde el punto de vista fisiológico.
  • Llevar una dieta vegetariana responsable requiere de la orientación y vigilancia de un profesional médico.
  • Lo que se sabe actualmente sobre alimentación no se decanta por completo hacia el vegetarianismo; sino que admite varios productos animales como elementos importantes de la dieta humana.
  • Para llevar una dieta vegetariana balanceada se necesita una variedad muy grande de vegetales cultivados en muchos tipos diferentes de suelos y climas.
  • Es más sencillo cultivar alimento para ganado que alimentos variados para sostener una dieta humana equilibrada a gran escala.
Cabe mencionar, y esto lo dice Ganem en sus programas, que él de ningún modo está en contra del vegetarianismo. "Se trata de ver las cosas como son en realidad", comenta. También comenta Enrique que es complicado para el ser humano no afectar a su ecosistema. El simple hecho de estar vivos y respirar estamos expulsando bióxido de carbono a la atmósfera. El verdadero problema aquí es la sobrepoblación.

Dado que la cantidad de carne que consume una persona al año varía entre los 30 y los 90 kilos al año (dependiendo la región geográfica) y multiplicando este número por la cantidad de personas vegetarianas en el mundo podemos darnos una idea de la cantidad de animales que dejan de ser sacrificados.

Sin embargo, adoptar una dieta libre de carnes no es la única forma de contribuir al problema del sufrimiento animal. Otra forma sería comer solamente la cantidad de alimento que nuestro cuerpo necesita. Y esto es algo que todos, vegetarianos y no vegetarianos, podemos practicar. Sólo tomando conciencia de la cantidad de alimentos (de todos tipos, animales y vegetales) que consumimos cada día podríamos beneficiarnos de muchas formas:
  • Disminuiría el número de sacrificios animales y el uso de otros para producir otros derivados como los quesos, los huevos y la leche.
  • Los precios de la carne y productos de origen animal podría disminuir, aunque sea ligeramente, su precio. Esto por una disminución de la demanda.
  • Una baja en los precios los harían accesibles a más personas.
  • Habría una mejora de la salud pública al disminuir cada persona la cantidad de calorías que ingiere. Muchos problemas de salud son derivados de una alimentación excesiva.
  • Varios países podrían ahorrarse millones en sus programas de salud social.
  • Se ahorraría una cantidad importante de alimentos que terminan como desperdicios.
  • Se reduciría el desgaste de los suelos de cultivo.
  • Entre muchos otros.
Además, ¿quién necesita comer 4000 calorías diarias cuando estás mucho mejor comiendo solo 2000?

Cuando hay más comida de la que necesitas en tu plato en realidad da lo mismo si te la comes toda o no. O la tiras afuera o la tiras adentro. De cualquier modo ya está desperdiciada.


Entradas populares de este blog

Prejuicios religiosos

Un propósito para el Arte

Causas y consecuencias