El tamaño de las monedas sí importa

El tamaño de las monedas refleja su poder adquisitivo. Una moneda que con el tiempo vale menos necesita hacerse más pequeña. Por qué? Porque a menor valor necesitas más billetes y monedas que antes para comprar el mismo artículo. Hoy no podríamos cargar con las grandes monedas de hace 40 0 60 años dado que hoy no se puede comprar prácticamente nada con ellas.




En 1927 en México podías comprar 1 kilo de carne por $1 peso. El kilo de tortillas costaba 20 centavos y el litro de leche 30 centavos. 


Año
Tortillas (kg)
Leche (lt)
Carne de res (kilo)
Frijol (kg)
1927
$0.20
$0.30
$1.00
$0.10
2016
$12.68
$14.00
$130
$18.00

Índice general de precios - INEGI: 
http://www.inegi.org.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/integracion/pais/historicas10/Tema17_Precios.pdf

Hoy en día no compras nada con eso. Necesitas más unidades para comprar el mismo kilo de tortillas. Pero es inconveniente portar muchas monedas grandes y pesadas. Por esa razón los billetes y las monedas se hacen más pequeños, es una cuestión de practicidad.

Y es por eso también que en recientes fechas las monedas de las denominaciones más pequeñas sigan haciéndose más pequeñas. Hace unos años las monedas de 20 y 50 centavos en México eran más grandes. Esta es una forma que tiene el Banco de México de decirnos que los centavos ya no valen prácticamente nada. Lo que se espera al hacerlas tan pequeñas es que con el tiempo (y el desagrado de la gente) estas monedas caigan en desuso.

Recuerdo que la última vez que pagué pasaje con las nuevas monedas de 50 centavos el chofer me miró con gran desagrado por el retrovisor. Es como si en lugar de monedas le hubiera pagado con clips para papel.

Lo mismo ocurre con los ceros. En 1993 cuando se le quitaron 3 ceros al peso mexicano se hizo con el objeto de hacer más practicas las transacciones. Las cifras son más pequeñas, necesitas menos dígitos en los libros de contaduría. Es más sencillo mostrar precios en todas partes. Pero hasta ahí, es una mera forma de simplificar. 




Sin embargo, por qué en 1920 las cifras eran en pesos y en los 80s se manejaban en miles de pesos? Una palabra: devaluación. Ante otros países nuestro dinero no vale nada. 
Si hoy en día quieres comprar un sólo dólar necesitas $18 pesos mexicanos. Esta disparidad se ve mal, pero se vería aún peor si aún manejáramos cantidades en miles. Diríamos que el dólar vale 18,000 pesos mexicanos.


Mismas cifras pero si no se le hubieran quitado los ceros a la moneda en 1993:


Año
Tortillas (kg)
Leche (lt)
Carne de res (kilo)
Frijol (kg)
1927
$0.20
$0.30
$1.00
$0.10
2016
$12680
$14000
$130000
$18000


La gran duda es, que es lo que ha causado que el peso en comparación a otras monedas siga cayendo de forma tan escandalosa? Por qué en 1900 podías comprar un dólar estadounidense con $2.38 pesos mexicanos y ahora necesitas $18,000 pesos? En 1900 México no era un gran país petrolero. Lo fue durante muchas décadas, y sin embargo desde la expropiación petrolera nuestra moneda ha perdido valor de forma tan sorprendente que parece irreal.

Algo que hay que tener muy presente hoy es que cada vez que el peso pierde una unidad ante el dólar, en realidad esta perdiendo mil de sus unidades originales. Que un día el dólar cueste $17 pesos y el siguiente $18 no parece gran cosa. Pero en realidad esta dando un salto de valor tan alto que para comprenderlo tenemos que dividirlo entre mil.

Paridad peso/dólar en 1920

Si esta moneda siguiera hoy en circulación necesitarías casi 9,000 de ellas para comprar 1 dólar. Además necesitarías un camión para cargar todas esas monedas. Sin embargo en 1920 necesitabas sólo dos y podías llevarlas cómodamente en la bolsa del pantalón.

Si representáramos el valor del dólar y el peso en tamaños relativos, y los pusiéramos juntos, se verían así:
El peso sería un puntito de 1 pixel en la imágen, ni siquiera sería visible a simple vista.

Entradas populares de este blog

Prejuicios religiosos

Causas y consecuencias

Un propósito para el Arte