Sin tedio

El tedio es un sensación de desagrado hacia alguna actividad o situación. La razón por la cuál algo nos parece tedioso es porque carece por completo de nuestro interés, nos parece aburrido, no hay nada divertido en ello. El tedio muchas veces nos evita completar tareas, que aunque aburridas son necesarias.

Como con todas las cuestiones emocionales es muy difícil convencerse a uno mismo elaborando razonamientos. Las emociones tienen una influencia muy importante en nuestras decisiones y en nuestras acciones. Muchas veces las emociones superan a la razón y nos hace tomar desiciones que no siempre nos convienen. Debido a esto, terminamos realizando la tarea de mala gana, con pobres resultados, o simplemente la postergamos.

En lugar de convencerte de comenzar una tarea tediosa o aburrida con razonamientos lo que puedes hacer es sacar el tedio de la ecuación. Algo que a muchas personas nos funciona es la música. Agrégale música, un podcast o un buen audio libro a las tareas aburridas, notarás la diferencia. Una vez eliminada la resistencia emocional tendrás una mejor actitud y una mayor disposición. Y esto no sólo te ayuda a que las cosas se hagan, sino que además te hace hacerlas mejor.



No tienes que escuchar?

Entradas populares de este blog

Prejuicios religiosos

Un propósito para el Arte

Romper con la inercia